miércoles, 21 de enero de 2015

Cosas que hacer un día triste

Llorar en el metro por un abrazo virtual, de esos que no rozan la piel pero abrigan el corazón.

Pensar en ti, en las conversaciones inconclusas, en que necesito explicaciones de todo, porque no entiendo nada.

Pensar en que no estaba preparada para terminar así, por más que quisiera pensar que sí.

Saber todo lo que me voy a perder. Saber que ya no reiré contigo.

Que sí, que el papel de víctima a veces me sienta demasiado bien, y pretendo que adivines cosas. Que seguramente si te hubiese contado por qué necesitaba el abrazo, hubieses venido a dármelo. Pero yo quería que bastase con un “necesito un abrazo”, sin hablar de muerte y días de pánico. Pero yo no soy eso. No soy eso.

Que está bien, supongo, darme la hostia con la realidad, que andaba flotando entre comidas compartidas y paseos, pensando que tal vez, pensando que quizás.

Que me vendría bien dormir dos horas seguidas, sin despertarme asustada. Que necesito dejar de morderme la lengua, que se me ven las heridas a simple vista.

Que este contigo pero sin ti no lo entendía. Y ahora ya qué más da. Y cómo jode que de igual.

Que soy incapaz de escribir algo coherente o bello. Que ahora la tristeza ya no me sirve ni para eso.

Que sólo puedo hacer listas para evitar llamarte y decirte lo que siento.


Que te echo de menos.

2 comentarios:

  1. Ay! Ali...cómo duele leerte así...y "aún así"escribes tannnnn bien...y emociona lo que sientes y cómo lo cuentas...tienes un don...¿Lo sabes?

    Y una cosa...todos somos como somos...y necesitamos las cosas a nuestra medida, habrá quien nos entienda y habrá quien no...espera a la persona que realmente tenga tiempo, ganas y esté dispuesto a dedicarte todo el tiempo necesario. No te distraigas con espejismos. Esos son para pasar el rato.
    Debes aprender a distinguir. Nada fácil en este mundo lleno de lobitos y de caperucitas que parecen guerreras y no lo son...

    Un besazo pequeña!!!
    (y llora todo lo que debas y tengas ganas de llorar...por suerte no nos cobran por las lágrimas...y uno se queda más a gusto...) MUA MUA MUA

    ResponderEliminar
  2. No te voy a contar un secreto, pues por eso mismo. Pero en algún momento vas a descubrir la belleza que contiene una sola gota de agua suspendida al borde de un alero, lanzando un arco iris completo, obstinada sin dejarse caer al suelo y un millón de cosas más que se entristecen porqué aúnque están ahí y aún no las ves. Un beso.

    ResponderEliminar

¡Dime lo que te apetezca!