sábado, 25 de enero de 2014

Saltémonos el café




Estoy cansada de echarte de menos. No puedo más con esta puta tristeza de saberme nada. O no. Me sé patética, porque me he leído a través de tus ojos y lo que vi me dio nauseas. Una vez me dijiste que jamás podrías exponerte a alguien así. Mostrar a alguien tus entrañas, las costuras te deja desnuda. Y yo me desnudé contigo más de lo que pensé que podría hacerlo ni conmigo misma.
Ahora lo usas. Ahora usas mis entrañas para describir a alguien patético. Y jode. Jode tanto que ya no te echo de menos. Mis pezones sí. Pero eso es porque son unos traidores hijos de puta.
Hay mordiscos que dejan más huellas que los dientes que los dan. Tus mordiscos se quedaron en el puto recuerdo. Y ahora no concibo perder la razón sin los dientes clavándose.

Nunca me gustaron los tibios, ni las medias tintas. Soy de esas que no reprimen las ganas, ni las putas palabras, que se me escapan del corazón directamente a la punta de la lengua.

Pero no se puede caminar con el corazón bien a la vista. A la gente le da por cogerlo, acariciarlo, pellizcarlo, y hasta darle de hostias. Lo tengo hecho trizas, y estoy cansada de recomponerlo.

Conozco a alguien, justo en ese momento en que te odio con todo mi penoso amor. Me gusta, es inteligente y tiene sentido del humor. Quedaremos a tomar café, decidimos. Tal vez surja algo más, tal vez las ganas nos puedan. Pero somos demasiado  de piel, demasiado explícitos. Y decidimos saltarnos el café. No puedo creer que vaya a hacerlo. Pero yo paso esta puta página, aunque sea a golpe de orgasmo.


Allí estoy, ansiosa en la puerta del hotel, preguntándome si te reconoceré. Pero llegas y me sonríes, y todo parece fácil. Entramos, dos extraños nerviosos, sin saber cómo mirarnos. Saldrá mal, pienso. ¿En qué coño estabas pensando Ali? Imposible. Tú eres esa jodida romántica que no concibe ni siquiera abrazar a alguien a quien no quiera. Sin embargo subo esa escalera, tropiezo a mitad, no puede ir peor, pienso.

Pero cuando dejo el bolso en la mesa y cierras la puerta me acercas a ti y empiezas a besarme. Y sé que todo irá de puta madre. Besando así no puede ir mal. Los nervios se esfuman y las manos nos guían, ansiosas, sedientas de piel. Nos desnudamos, sin dejar de besarnos. Te voy a comer el coño, prometiste, y empiezas a lamer cumpliendo tu promesa. Joder, me encanta, empiezas suave, y vas aumentando el ritmo. Te tumbo y empiezo a chuparte, lamo, meto tu polla en mi boca y subo y bajo, mientras mi mano acaricia tus cojones. La nausea que nunca se cumple, tú sujetándome la cabeza, empezando a imponer tu ritmo.

Te separas y me besas, nuestros flujos impregnando las lenguas. Te muerdo el labio. Joder, no puedo dejar de besarte, no me puedo separar, dices mientras tus dedos me invaden y yo sigo mordiéndote los labios. Me la metes y gimo joderes, mientras tú me lames los pezones. Muerde, suplico, y me miras con una mezcla de placer e incredulidad, mientras me muerdes los pezones. Empiezas suave, y a cada mordisco gimo de placer. Consciente de que me matas muerdes cada vez más fuerte, tiras de mi pezón con los dientes, lames. Me arqueo y tú sigues con tus embestidas brutales hasta que te corres con un gruñido.

Me besas y acaricias mi espalda, y sonríes cuando descubres que es mi punto débil. Si me acaricias la espalda y me muerdes los pezones pierdo la voluntad, susurro. Y tú ríes mientras me dices que ya te has dado cuenta. Y me besas. Y, coño, echaba de menos los besos. Los echaba de menos más que al sexo.
Te acaricio, tengo demasiadas ganas, te tumbas en la cama y te cabalgo, mientras me dices cuánto te gusta mi coño. Me vence el orgasmo y caigo encima de tu pecho, y tú atrapas con los dientes mi pezón derecho.
Follamos, follamos y me besas. Y a cada beso su puto recuerdo se aleja un poco, que no puedo con más decepciones. Y cuando no podemos más tú decides volverme loca y me comes el coño. Literalmente. Lames, muerdes, tiras con los dientes. Y el dolor me trae latigazos de placer. Y cada vez que lames después de un mordisco creo que moriré. Y no me importa. Moriría justo en ese segundo.

Muero y resucito a cada mordisco, a cada embestida de tus dedos. Y el placer aleja a la tristeza, a golpe de tu lengua en mi coño.

Y me abrazas, y me besas como si importase, mientras me acaricias la espalda y tus dedos recorren mi culo. Y hablamos como si esta no fuese la primera vez que nos vemos.
Antes de salir de la habitación te beso. Y me pierdo en ese beso, y él se aleja del todo.
Ojalá follar de nuevo contigo.
Hay bocas que valen por mil polvos. Hay besos que te rescatan de ti misma. Salgo de la puta espiral. Empiezo de nuevo.

39 comentarios:

  1. ... y así fue cómo, durante una tarde tan corta que se hizo eterna, lograste olvidar a golpe de orgasmo. Que el mundo es muy grande. Como tú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres grande. No permitirás que me crea pequeñita, no?
      El mundo es enorme. Y fue corta pero intensa.
      Un besazo Javier. Y gracias siempre.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Somos cementerios de besos eso dicen o algo así
    Me gustó leerte como siempre, un beso naufrago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan tus besos naufragos. Y verte aquí más.
      Cementerios de besos, de deseos, de caricias. Somos cementerios, pero estamos jodidamente vivos.
      Un beso de isla desierta.

      Eliminar
  4. Demasiado tarde aprendemos a ocultar nuestros corazones, a guarecerlos... A veces ni aunque lo sepamos, somos capaces de ponerlos a cubierto y protegerlos. A veces no...
    Pero olvidar a base de orgasmos y besos me parece una gran idea. Muy buena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy tan gilipollas que no aprendo. Pero lo intento, vamos si lo intento. Coraza bien soldada al cuerpo. Aquí no entra nadie más. Estas entrañas están cerradas para siempre. Cosas de que las muestre al mundo la persona en la que más has confiado. Nunca volveré a confiar. En nadie.
      Pero sí, olvidar a base de orgasmos, y de besos, joder, cómo me gustan los besos, está bien.
      Un beso preciosa.

      Eliminar
  5. Sabes que pienso que es un placer leerte... me gusta el final de la prota de hoy. Como se ha "saltado" el café por buenos motivos... yo traigo la cafetera llena para recuperar fuerzas y continuar jajajaa

    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo que a mi me gusta tomar esos cafés virtuales contigo... Tomarlo de verdad sería la hostia.
      A mi también me gusta. Contador a cero y mucha carretera por delante. Y huir de los recuerdos.
      Me encanta que me leas.
      Besos!!

      Eliminar
  6. Me encanta, esta vez te has saltado el café y casi todos los preámbulos para ir a lo importante, a morirte un poco en cada orgasmo y resucitar más viva que nunca, a romper tristezas a base de sexo del bueno y como siempre dejándonos esas frases tan tuyas, tan geniales, que resumen tantas cosas...Un placer leer tus placeres, una delicia verte luchar por ti con deleite. Muy grande amiga mía. Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, me tienes tan bien acostumbrada, amigo. Me dices esas cosas, ains.
      Me he saltado el café, sí. Necesitaba hacerlo, romper un puto ciclo inaguantable. Necesito alejar tristezas, sea como sea. Escribir me ayuda. Creo que es de lo poco que ayuda. Yo sé que tú me entiendes.
      Algún día me dices qué frase te gusta, anda, que me hace ilusión.
      Un besazo.

      Eliminar
  7. Estáis todas de con unas ausencias... ¡ pero niñas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyyyyyyy, lo sé, lo sé. Pasará! Siempre nos quedarán nuestros deditos, que esos por ahora no se ausentan, juas.
      Beso!

      Eliminar
  8. Te vas a reír o a lo mejor lloras, mi cielo jaja no sé...pero me recuerdas a mi padre con la empanada de su abuela. Verás tenía tan idealizado el recuerdo de la empanada de su abuela que por más empanadas que probó a lo largo de su vida, jamás ninguna le hizo sombra:)) lo mismo te pasa a ti con esos mordiscos...¿sabes qué NURIETA? esos mordiscos solo están en tu cabeza, porque al que te los dio... le querías... esa es la diferencia con el resto de mordedores jaja.. ya puede venir el mejor mordedor de pezones del mundo jaja que no tendrá nadada que hacer ;)))

    Nuunca te saltes nada cariño, todo tiene su cosa, café, entremeses, primero, segundo y labrase los dientes jajaja empezar por los postres siempre te deja con hambre y... casi siempre caries:-)

    Eso sí, sinceramente, aunque soy novata en este género, te juro que a mi cada día me parece que lo haces mejor, muchísimo mejor... me parece que me voy a la ducha ya!:))

    Mil besos bonita...
    Ah! y ya que no te lo has tomado ¿qué tal si le échale el café hirviendo por encima a la tristeza? ¿lo harás por favor?:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le echo por encima lo que sea a esta puta tristeza, a ver si se va.
      Soy consciente de que nunca será lo mismo, a no ser que amase a quien me mordiese los pezones. Pero yo eso ya no lo hago, que duele mucho. Por ahora prefiero seguir como tu padre con la empanada.
      Eso sí, se me pasará. Llevo una temporada de decepciones tal que se me pasa en cualquier momento. Pero siempre hay alguien que te marca para algo. Igual que me acuerdo de otra persona si pienso en los besos en el cuello. Supongo que recuerdas al primero que lo hizo más que al resto, ames o no. No sé.
      Yo por ahora ya te digo que la comida me la salto. Si hago el menú completo me ilusiono y me vuelvo gilipollas, y luego el golpe es brutal. Paso. Tienes algún pariente dentista?? jajjajajajjajaja
      Tú con mis textos estás como tu padre con la empanada y yo con el mordedor de pezones. Te gustan porque me quieres. Como yo a ti!!
      Besos cielo azul!! Tengo ganas de hablar contigo, no creas que te olvido.

      Eliminar
    2. Suscribo todo lo que te ha dicho María. Por cierto, yo también me voy a la ducha...jajaja

      Eliminar
  9. A veces solo nos queda levantarnos y seguir.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Estoy en ello. Es sólo que me está costando más de lo que pensaba.
      Besos y gracias. Bienvenido.

      Eliminar
  10. Mi querida Nuria...
    ¿Quieres que te diga lo que pienso de verdad?
    Pues pienso que tus pezones necesitan claramente reorientación asistida. ¡¡¡¡¡Les voy a regalar dos jodidos periscopios!!!! Uno al izquierdo y otro al derecho.
    A ver, yo siempre digo que el cuerpo es sabio, pero aquí tenemos la constatación de que hay excepciones. Voy a tener que hablar seriamente con tus pezones, a ver en qué demonios están pensando jajajaja.

    Pienso que sería buena idea que tus pezones aprendan otra vez el lenguaje del presente. Y ya que antes-de no lo hacen, después-de no estaría mal que se animaran a tomar un café pausado que dure tardes y mañanas enteras. Creo que es el complemento ideal para acabar de aniquilar la tristeza, si lo haces con la persona adecuada. Con esa afortunada persona adecuada ;).

    ¡¡¡Besos tormento!!!!

    J. (sí, sí, otra vez comentando así... lo siento... toy así de vago... jajaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no piensan, los muy cabrones. Regálame el periscopio y lo que quieras, que estoy harta de que le echen de menos. Mi cuerpo no es sabio en absoluto, como yo, vamos.
      Presente, suena bien. Lo que pasa que me temo que no hay presente más allá del café. No importa, lo sabía, pero necesitaba ese no-café.
      No hay persona adecuada para mi. Yo no soy adecuada. No hay más.
      Ains, mi gatito vago. Te echo jodidamente de menos.
      Besos chico perverso!!

      Eliminar
  11. Envidia pura de ese cabrón del hotel es lo que siento. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que no podamos solucionar, cerveza de por medio. Me encanta verte por aquí. Bueno, en cualquier sitio. Pero aquí más.
      Un besazo!!

      Eliminar
  12. Hoy creo que voy a llorar...
    No sé si de envidia o de mi propia vida...
    ¿Sabes qué? que aprenderé de ti...voy a empezar a saltarme los cafés...que luego el estómago se resiente....y de lo otro seguro que no...
    Ves...cada día aprendo algo nuevo. A partir de hoy...
    VIVAN LOS SALTOS DE CAFÉ!!!!!
    BESAZOS cielo!!!!!! muaaa!!





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj Saltémonos cafés!! Pero no llores, que estoy moñas y lloro también.
      Contigo me tomaría un café, ese que me salto con él (no es una proposición deshonesta, que conste). Creo que nos reiríamos muuuuuuuuucho Tú y yo.
      Besooooooooooooos!!!!

      Eliminar
    2. Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!! vengaaaaa!!! estaría genial!!!
      Yo que estoy en un momento de cambio...y necesito fines de semana diferentes!!!! un día te propongo ese cafetito, pasearnos, reírnos mucho y bueno...si tenemos que llorar...pues también!!!
      Y así dos bloggers se conocen que es muyyyyyyy divertido!!!!!
      besazosssssssssssssssssssssssssss

      Eliminar
    3. Ohhhhh, sí! Me encantaría. En realidad sólo he conocido a 3 personas de blogger en persona. Me gustaría mucho.
      Besazoooooooooooooooos (la que podemos llegar a montar...)

      Eliminar
  13. Sonrió cuando acabo de leerte..
    Todos pasamos por algún momento malo, sip.
    Haga como yo singorina.
    Diseñe y defina su recuperación .
    Desde los océanos de ti, diseña tu recuperación.
    Por lo demás, creo que me mordí el labio. Mimetismo???? Ufff
    Voy por algo fresquito..
    Besos

    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que diseñar la recuperación, sí, que por ahora no va demasiado bien.
      Me gusta que sonrías al leerme. Y que necesites algo fresquito xP
      Besos.
      (Ya nunca me invitas a martinis, ains)

      Eliminar
  14. Nunca me han dado resultado esos polvos con desconocidos, siempre han sido tan penosamente decepcionantes que decidí que nunca más. No necesito estar enamorada, pero sí algún tipo de conexión mental.
    Los besos...ay los besos...yo también los echo de menos más que el sexo, en realidad para mí son la puerta, sin ellos no sé follar.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad me falta algo, tú me entiendes. En el fondo seguimos siendo unas románticas. Pero sí creo que hubo cierta conexión mental antes de. Risas, etc. Me gustan los tíos inteligentes.
      Pero sí, se echa de menos lo otro. Pero a veces necesitas acabar con el puto duelo y pasar página, supongo.
      Echaba de menos los besos. Siempre los echo de menos. Son básicos.
      Besos Inma. Y gracias.

      Eliminar
  15. tiene que ser una pasada ver como susurras con toda naturalidad u enrojecida...
    -quiero follarte la boca
    y que te pongas sobre mi...atrapandome entre tus muslos mojados y ver como al rascartlos con la barba ya te arqueas...bufff
    ver como con tus rodillas blokeas mis codos y te acaricias para mi..vacilando,excitada...muy mojada
    y ver como te entregas a tu gusto...dandome tucuerpo a tu antojo...solo dejarme guiar por tus movimientos...buuuffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmmm, no lo sé. No me he visto nunca, jajajjajajjajaa
      Muy sensual.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Ver como aparecía con solo unas braguitas,un collar con argolla y la correa en la boca me hacen ver que esta entregada,que escucha mis deseos...
    la atraigo hacia mi,cojo la correa y hago que tome posición de espera(de rodillas,apollada en las espinillas y los brazos extendidos,apollando las manos en sus rodillas)
    ver como las pinzas de la ropa estrujan sus pezones y ella impasible,aguantando...en señal de agradecimiento rascar su espalda,hasta que la excitación hace que se arquee,dejando sus pechos a la altura de mi boca,yo sentado en el sofa solo tengo que acercar la boca a las pinzas y kitarlas suabe,su suspiro ,casi un gemido de dolor hace que apunto este de correrme,sin que ella me toque,mandubulas apretadas,cuando la sangre vuelve a fluir veo que se ponen rojos,los lamo y muerdo,apretando con mis manos fuertes contra mi boca,veo que estaba masturbandose...
    -Le pregunto quien le dio permiso,aparto su mano y le pellizco el clitoris y palmeando su coño.tan sensible que sus muslos se empapan
    mientras acaricio su clitoris con la palma de la mano introduzco dos dedos,dilatandola y masajenado,tocando cada nervio...se corre al morderle el cuello
    la levanto temblorosda ,cae sobre mi pierna,como una Perra en celo captura mi pierna entre sus muslos y no para de restregarse,en celo,mi mano en su cuello,dejandola sin oxigeno unos segundos,la transporta a otro mundo...es Mia,meter los dedos en su boca y ver como engulle hasta ver que no respira y es ella la que kiqere mostrarme su aguante,,,buuuf
    sin mediar palabra saco mi polla y ella se gira,sentandose sobre mi,follandome sin control,dejandome las uñas marcadas en las rodillas...,cuando ve que voy a correrme,por que la agarraba de la cintura intentando partirle el alma a pollazos,muy agill,se pone de rodillas pidiendome tener mi sabor en la boca,abierta,con la lengua fuera...que no se desperdicie nada...ver como con los dedos recoge mis fluidos y no se desperdician me hacen ver que me necesitaba,
    poder subirla al sofa,sentarla en mi regazo y acariciar su cuerpo mi forma de agradecer a mi Perra el esfuerzo y mi placer...vver como cierra los ojos sobre mi pecho y se relaja con mi olor...con mi presencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh, reto superado con creces y con nota. Nunca más te reto a un duelo. O sí, jajajjajaajja.
      Me gusta. Ya sabes lo que opino sobre algunas cosas, pero otras me gustan mucho.
      Gracias por compartir.
      Un beso.

      Eliminar
    2. de nada señorita...ahora voy a mirar otro,a ver que se me ocurre al leerte...:***

      Eliminar
  17. Dudo entre invitarla a tomarlo o saltarlo..
    Pero creo que está tomando demasiado café.
    Hay muchos silencios valorativos, por aquí...
    Me gusta verla activa.

    Un Martini signorina? Hace?
    Beso.

    S

    ResponderEliminar
  18. Son unos textos impecables, tienes el poder de la narración, además de forma creíble y sugerente, directa y elegante.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar

¡Dime lo que te apetezca!