lunes, 16 de diciembre de 2013

No me mientas que no es definitiva...



Siempre odié las despedidas. Claro, imagino que a nadie le gustan. Pero yo, eterna masoquista sentimental, las anticipo.


No me he bajado del tren para encontrarte y ya me estoy despidiendo. Mi mente ya está pensando en lo jodido que será decir adios. Mi imaginación inventa diálogos perfectos de despedida, grandes frases, de esas que recordarás siempre. Porque en los libros o en las películas la protagonista nunca dice “te imaginaba más alto”. Siempre encuentra la frase perfecta, esa que siempre quedará, abrigándote en las noches de invierno, esa que esperas. Y claro, nunca nada estará a la altura. O tal vez sí.Tal vez tú sí.

Ahí estoy, bajándome del tren, buscándote con la mirada, pensando que igual no soy capaz de reconocerte. Esas son las desventajas de imaginarte más que conocerte. 


He pasado el viaje leyendo “Alicia”. Me parecía un guiño perfecto al puto destino. Como aquella amiga que escuchaba  Núria, aquella canción de Els Pets que ni siquiera le gustaba demasiado, sólo porque soñaba que alguien la había escrito para ella. Siempre fue una soñadora ilusa y un poco gilipollas. ¿Qué será de ella? Son tiempos jodidos para los soñadores.

Ya había leído Alicia en el instituto. Mucho antes mi madre me lo había contado, en una de aquellas versiones reducidas y reinterpretadas para niños. Algunas nos trataban como a verdaderos gilipollas, reinventando finales de clásicos sólo para preservar una inocencia que por otra parte se encargaban de jodernos con las noticias, cada vez más amarillas, más efectistas.
Creo que era uno de mis preferidos. No era uno de aquellos cuentos de princesas que esperan pacientemente a que algún príncipe se digne a rescatarlas (otras gilipollas ilusas como mi amiga, creyendo en cuentos de hadas y amores verdaderos). Era absurdo, distinto. Todo carecía de sentido y a la vez te atrapaba. Siempre me imaginaba a Alicia cayendo mientras pensaba “¿Qué demonios es esto?”.

Aquel verano, el curso antes de acabar el instituto, me perdí con Luis por las calles de Oxford. Nunca me pierdo, no te preocupes, me dijo. No te preocupes tú, yo te perderé, contesté. Y nos perdimos.  De repente, en un momento de pánico, nos encontramos con una pequeña librería, y olvidamos que estábamos perdidos, y que seguramente nos buscaban.  Entramos y Luis se enamoró perdidamente de una edición carísima de “Alice in Wonderland”. Yo me compré la edición de bolsillo. Salimos juntos, sonrientes con los libros en nuestras mochilas. 

- Siempre imagino a Alicia viendo cada cosa nueva y extraña y pensando “¿Qué coño?".
- What the fuck?, dijo  Luis.  
- Sí, sí, Alice in WTF, reí yo. 

Y volvimos muertos de la risa al autobús. Nadie entendía por qué nos seguíamos riendo mientras nos amenazaban con mandarnos a España en el siguiente avión.


Aplaco los nervios, empiezo a caminar más despacio, mi subconsciente aterrado intentando dilatar el momento. Sigo buscándote con la mirada, caminando a cámara lenta, percibiendo cada sonido como algo pastoso y fuera de lugar. Y de repente te veo. Sentado en aquel banco, sin levantarte hasta que ves que te miro. Y en mi mente seguimos despidiéndonos mucho antes de decir hola.
Te abrazo, muerta de pánico. Digo “¿Cómo estás?” mientras mi mente grita “¿Dónde coño has estado todo este tiempo?”. Tomamos una cerveza, yo como aceitunas, nerviosa. Hubo un tiempo en que hubiese muerto antes de que un hombre me viese comer así, ansiosa. Pero ya soy mayor, he crecido. Ya no me peso. Tengo mis vaqueros-báscula, que me dicen si he engordado o no, sin mantenerme atada a un puto número que nunca será el perfecto, por muy bajo que sea.Nunca te recuperas del todo, me dijeron. Tal vez sea cierto.


Después paseamos, y aparece el siguiente defecto mortal. Cuando quiero contar algo importante, algo que me emociona, me paro un instante para mirarte a los ojos. Lo hago siempre cuando alguien me interesa de verdad. No soy capaz de andar y hablar a la vez si amo. Es extraño.
Me coges de la mano, te abrazo, nos besamos.
Ven a mi casa, sugieres. Vamos, respondo excitada. Entramos. Entramos y me llevas de la mano a la cama. Los dos sabemos lo que ocurrirá. Los dos sabemos que es inevitable. Me desnudas, me acaricias, me azotas, me muerdes, te muerdo, te araño. Follamos, follamos sin saltarnos los putos preliminares. Follamos y sé que buscaré en cada polvo esa forma de morderme los pezones. O cómo me miras mientras me corro. O cómo cierras los ojos mientras te corres.

Nos abrazamos en la estación. Te llamaré. Iré a verte. Joder, musito. Fuera de lugar, siempre fuera de lugar. La puta sinceridad que me vende. Ya he vivido unas cuantas de estas. Ya sé lo que viene después. 

Nunca creemos que sea definitivo. Lo sabemos. Sabemos que nunca más nos veremos. O que todo se irá deteriorando. No sé explicar cómo lo sabes. Será el maldito instinto gritándote allí en el fondo de las entrañas. Pero lo sabes. 

Yo sé perfectamente que esta despedida es definitiva. Fingiremos que no lo es, alargaremos un poco más la agonía, retrasando lo inevitable. Nos mentiremos futuros que no vendrán.  Me pondré absurda e insoportable. Te pondrás capullo y bastante gilipollas. Y luego lo que tiene que ser, inexorable. Fin. Este es el puto fin. Así que déjame musitar joder antes del último beso. No te des la vuelta. No me mires como si fueses a volver. Joder.



Flor De Loto by Héroes del Silencio on Grooveshark

 “Nunca fue tan breve una despedida. Nunca me creí que fuera definitiva” -  Flor de loto, HDS.
Pensaba escribir otra cosa. Algo más ordenado, menos caótico, menos… tu recuerdo. Pero hoy alguien se ha despedido de mi y he recordado un par de despedidas de otro tipo, también jodidas.
Putas despedidas. No hagas que suene a definitiva. Joder. Seguiré aquí cuando vuelvas.

20 comentarios:

  1. Las despedidas son abominables, pero creo que necesarias. Todos los días entran y salen personas de nuestra vida, a veces invisibles, a veces imprescindibles. Quiero pensar que eso pasa para que quede un hueco en nuestra vida que otras personas puedan ocupar.
    Entiendo la tristeza, y la rabia, y el montón de recuerdos que tratan de convertirse en palabras, y pugnan por salir todas a la vez. Pero ya he dicho antes que leerte es un placer, y lo mantengo. Bendito caos tu relato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No imaginas lo importante que ha sido tu comentario hoy. Pensé que me quedaría con el listado en blanco. La gente que me ha comentado directamente en tuiter aquí no consta. Estaba un poco triste.
      Y encima acabas con esa frase.
      Un placer que me leas.
      Un besazo.

      Eliminar
  2. Dice Alicia:

    "-¿Querría usted indicarme qué camino debo tomar para salir de aquí?
    -Eso depende en gran medida del lugar a donde quiera ir -respondió el gato.
    -No me preocupa mayormente el lugar... -dijo Alicia.
    -En ese caso poco importa el camino -declaró el gato.
    -... con tal de llegar a alguna parte -añadió Alicia a modo de explicación.
    -¡Oh! -dijo el gato-. Puede usted estar segura de llegar si camina durante un tiempo lo suficientemente largo..."

    ------

    Hojas de otoño.
    Caen como lágrimas amargas
    a los pies del manzano.
    De su abono,
    en primavera,
    un brote verde
    convertido en flor.

    Quién sabe si,
    el próximo verano,
    será un fruto
    lo que aparecerá
    tras las hojas secas.

    La vida mantiene intacta su fe
    en lo que debe ser.
    Simple,
    sencilla,
    confiada...
    ¿Qué eres tú
    sino vida?
    Sólo camina.
    Camina.
    Andar, pasar, atravesar...

    Este beso madura al ritmo de las estaciones.
    Hay cosas que no cambian.

    Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tú..., pero tú... Cualquier día te mataré de un abrazo.
      Caminare, sin más (y te escucho decir en mi mente "sin más? te parece poco"). Lo importante es iniciar el movimiento, caminar, disfrutar del paseo.
      Esas hojas secas que juegan con el viento, que crujen de placer, que se funden con la tierra para alimentarla,... Seamos hojas secas. Y que la primavera nos sorprenda vestidos de flores.
      Hay cosas que no cambian. Como lo que siento por ti, mi querido amigo. Pero eso ya lo sabes. Tú, que nunca huyes, por más difícil que te lo ponga.
      Besos!

      Eliminar
  3. Supon cielo, que si te digo que me has hecho llorar sonará patético y ridículo, así que no te lo digo ;)

    Vale te lo dirédeotra forma, lo otro no vale ...
    Si yo sientiera como dices sentir en esta preciosidad que has escrito, los adioses por anticipado, tal cual dices sentir tú, iría con un caldero en la cabeza para no decir hola! a nadie y noooo es broma en absoluto, mi querida NURIA. Cada vez que he dicho uno me he muerto un poquito .. por eso todo esto que te he leído y me ha gustado tantisimo me ha hundido en la miseria y por eso tanbién, cada vez que dices que no eres fuerte, me pregunto quien puede serlo más que tú, NURIETA.

    Te ha salido un preciosísimo caos y como no pienso darte la razón ni muerta.. ya puedes ser puntual en llegar a la estación porque... volverá, sería absolutamente bobo si no lo hiciera... mira no, mejor ni te molestes en ir a la estación, tú...¡ traquilita en tu casa !... eso sí, ponte guapísima, en cuaalqiier momento sonará tu timbre... sabrás que es él, porque no se le despegará el dedo ;) ...

    ¿Sabes qué? mejor ponte tórrida y ardiente aunque a mi me dejes muda ( perdón por mis mutismos en esta casita tuya... no ha sifo más que manesia en recordar el camin cielo... ya sabes, lo olvido todo:)) porque si me metes otra dosis de estas en vena el comentario que enconytarás escrito tal cual llevo losojos ahoea sera´algo así como...

    AkñJSDHFÑjdshfñsjkDHFÑkjsdfhñKSDJFHÑsdkjfhñKJSHFÑksjhfñawFHJS:)

    Un beso inmeeenso mi querida giganta... de tu llorica manteles jaja

    Muaaaaaaaaaaaaaaakss! preciooosa ... aah! y yo... ya no te digo nada, cuando me necesites silba ¿Ok?... si escuchas algún shnif! tú tranqui... me difrazo en un santiamén:-)

    ResponderEliminar
  4. jajaja ya sabes que yo sufro manesia, o sea manos sobre los ojos que no medejan ver nada de lo que escribo... la amnesia, es a mayores:-)

    ResponderEliminar
  5. ¿Te je dicho que me ha encatado verdad, cielo? Jo! es que ente mi manesia y mi amnesia ya no recuerdo nada ;))

    ResponderEliminar
  6. jajajaja aaaay... lo mío es tremendo... jajaja te je dicho que jería decirte que me jabía gustado muchísimo pero jería decírtelo bien... sorry, me temo que hoy no me sale nada lo jiento muchísimo... otro día intentaré hacerlo un poquito mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, yo lloriqueando porque no tengo comentarios y vienes tú y me llenas los vacíos. Eres tan genial...
      No suena patético. Era algo triste, lleno de melancolía. Siento que hayas llorado!
      No volverá, al menos no así. Pero bueno, seguiremos pisando charcos y andenes. Anticipo todo lo malo María. Es lo peor que tengo. No disfruto a veces de las cosas porque ya estoy anticipando la pérdida. Y casi nunca me equivoco, y acaba como yo anticipo. Pero si va a pasar de todas formas,... Mejor disfrutar y que ocurra cuando deba ocurrir.
      Ayyyyyyyy, que te he imaginado vagando con un caldero a modo de paraguas emocional y me has hecho sonreir, jajjajajaj No te pongas caldero, no anticipes. Tú sigue dándote como te das, así, sin cortapisas ni paracaidas. Eres tan generosa en los afectos María, no cambies.
      La manesia, jajjajajja Me alegra que te haya gustado, aunque siento haberte puesto triste.
      Un besazo cielo azul. Y millones de gracias.

      Eliminar
    2. ¿Comentarios? extrañabas comentarios aquí...
      Si es por comentarios mi cielo Jo! haberlo dicho...
      Ahora veras.. espera que cojo carrerilla...
      Muaaaaaaaaaaaaaakss!

      Eliminar
    3. Y en este te digo que no tiene por qué ser él, el que vuelva...
      Puede volver alguien que aun no ha llegado pero lo hará.

      Muaaaaakkkss!!

      Eliminar
    4. Y aquí quería decirte que me voy,pero volveré...estate segura, yo..
      cuando quiero y ahora quiero, sieeempre vuelvo.-)

      Muuaaaakkkkkksssss!!!

      Eliminar
    5. Y en este que te dejo por ahora y hasta mi vuelta que...

      ¡¡¡FELIZ NAVIDAD PRECIOSA !!!

      Pase lo que pase, le pese a quien le pese y pienses lo que pienses que...A ratitos, a instantes, a momentos seas toooodo lo feliz que sabes, puedes y mereces.


      Muaaaaaaaaaaaaaaksss!!

      Eliminar
    6. Y .. que no te preocupes por hacerme llorar... es uno de mis vicios...
      Casi tanto como comer helado:-)

      Y que...


      Toooodo mi cariño y más mi querida borbotea.
      Practica aterrizajes desde espicho del abeto, porque volar... volarás!! eso te lo aseguro... ( dile a FICT que te preste una de sus zapatillas para caer en blandito:-)

      Mil besos preciosa, miiiles y miles que te acompañen siempre, sobre todo en los ratitos que no sepan a Navidad..

      Hasta la vueltaaaaaaaaaaaaa!!

      Aaah! y sea como sea tú ponte preciosa...más quiero decir...

      Nunca se sabe quien puede llamar al timbre:-)


      Muaaaaaaaaaaaaaaakkkkksss!!!


      ... Luego, otro día más, tú silba ya sabes:-)

      Eliminar
    7. Adoro esas zapatillas!! Le voy a pedir a los Reyes unas iguales!
      Eres tan genial... Vuelves y me haces reir, me llenas esto de comentarios, y sobre todo de cariño, de ese que tanto me gusta. Por eso te quiero. Haces cualquier rincón especial. Me haces sentir especial.
      Espero que estés pasándolo muy bien. Te mando besos en tuppers, para que tengas hasta que vuelvas.
      Muakssssss

      Eliminar
  7. Sin palabras...bueno. Si. Me quedé alucinada. ¿Por qué? porque soy de las que piensa siempre en lo que ocurrirá después de...o antes de...y después de antes y después...y...soy inteligible...no?
    Bueno...ahora ultimamente intento vivir el momento...aunque por segundos me imagino una despedida...de todo...y vuelta a empezar...

    Joder niña! me voy a quedar en el momento de ...Ven a mi casa...
    y a partir de ahí....FIESTA LOCAAAAAAAAAA Y FELIZ NAVIDADDDDDDD!!!
    y que "me" "te" quiten lo bailaoooo....
    Despedidas definitivas...la sal de la vida...te lo digo yo...
    ¿te imaginas más despedidas? ¿así de intensas? ¿de guais?
    luego ya lloraremos...pero luego...cuando nadie nos vea...

    ¿te he dicho alguna vez que me encantaaaaaaaaaa lo que escribes??????
    ¿noo?? por si a caso...me encanta!! no tengo mucho tiempo...pero tengo que leerte...eres una adicción buena. Tú sigue sintiendo. Es lo mejor de estar vivo.
    BESOSSS PRECIOSA!!!!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también anticipas? Ufff, yo también intento cambiar eso, pero la mente vuelve sola a ello. Los viejos hábitos son difíciles de erradicar.
      Despedidas definitivas, esas pequeñas hijas de puta, rompiéndote el corazón. Estoy destinada a abrazos en estaciones, de esos que te dan la vida y te la quitan.
      Yo también me quedo con ese momento. Ya lloraremos, pero mientras... a disfrutar, jajjajaj.
      Ohhhhhhh, una adicción buena? Me encantas!!! Pero eso ya lo sabes, a que sí?
      Besooooooooooooooooos, y gracias por seguir por aquí!

      Eliminar
  8. Llego con unos días de retraso y me encuentro con esta preciosidad que, claro, cómo no, me abofetea, pero agradablemente, ya sabes, ya me entiendes.

    Esas cosas de las que una de no se recupera del todo (aix...), esa manía de anticiparnos... Tú anticipas el adiós, el momento de ruptura, la despedida.
    Yo paladeo el sabor del después, las lágrimas, el vacío, la costras que vendrán...
    Somos un caso Alicia (y compañía), lo somos.

    Un beso muy enormemente grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo somos preciosa, lo somos. De alguna forma adoramos la tristeza, somos de naturaleza melancólica. Es una forma de ser, no creo que tenga nada de malo, aunque me gustaría dejar de anticipar, y de arrancar costras. Pero es que hay recuerdos cojonudos que me encanta rememorar, aunque ahora duelan. Sé que duelen porque ya suceden, no porque hayan dejado de ser bellos.
      Mientras sea agradablemente... Yo sí que llego con retraso contestando. Soy un desastre.
      Un beso enorme!

      Eliminar
  9. Me encantan los besos, los pezones y todo lo demás. Muy intenso.
    Besos!!!

    ResponderEliminar

¡Dime lo que te apetezca!