miércoles, 21 de agosto de 2013

Nunca más un "te quiero"...

No aguantaré otro polvo triste. Sé que no podré. Pero necesito arrancar sus caricias del recuerdo, quiero que alguien me borre las huellas invisibles que surcaron sus dedos en mi espalda, en los muslos, alrededor del ombligo. Que alguien me desdibuje sus marcas a base de besos. Son marcas invisibles, pero duelen mucho más que los moratones, se sienten mucho más que las cicatrices reales. Necesito creer que volveré a disfrutar del sexo. No quiero otro polvo rápido en un coche. Quiero los putos preliminares, quiero caricias, azotes, arañazos, sexo animal. Y quiero que me abracen después, quiero creer que es posible. Necesito que lo sea. Yo te extirpo de mi corazón aunque sea a lametazos.
Así que hago eso que sé que no debería. Hace tiempo estuve jodidamente enamorada. Era perfecto, tan perfecto que no era real. No hablábamos de sexo. Amor. Sólo eso. AMOR, de ese de cuento de hadas, que te hace creer que las estupideces que te contaban de pequeña eran reales, podían existir. Pero nos vimos. Nos vimos y follamos. Punto final, supongo. Desapareció el hechizo, la magia, y yo de repente era persona non grata en el puto paraíso.
Seguimos de alguna forma siendo amigos. Se enamoró. Lloré. Y ahora me hace proposiciones deshonestas por whatsapp. Lo sigue llamando amor. Te quiero, dice. Me quieres follar, contesto yo. Eso también. Claro, claro.
Lo malo es que yo ya no creo en nada. Creí en la magia hace poco, pero sólo la sentí yo. Lástima. Los cuentos de hadas no existen y los reyes magos tampoco. Niños, despertad. Al menos para mi no existen. Porque yo soy una zorra desalmada. Follable, eso sí. Pero no estoy hecha para que me amen. Una vez asumido todo es más fácil. Puedo follar con un ex sólo porque sé que es jodidamente bueno follando. Y encima me abrazará después. Seguro que hasta me dice que me quiere. Yo fingiré creerle y todos felices. Necesito un buen polvo que me devuelva a la realidad, que me redima.
Así que le digo que sí, que venga, que yo también le quiero. Le recojo en la estación. Esta vez soy yo la que espera, no miraré desconcertada de pie en el andén para ver si le reconozco. Esperaré sentada a que se acerque.
Llega. Alto, barba, camiseta de Los Ramones, vaqueros. Inconfundible. Por él me gustan los hombres con barba. Se acerca serio y me abraza. Tercer abrazo mítico entre nosotros. Entre el primero y el segundo pasaron más de 7000 días. Para este sólo he tenido que esperar año y medio. Vamos mejorando la media. Me acoplo en sus brazos, su olor me invade, haciéndome retroceder a aquel noviembre cabrón en que todo parecía posible. Le miro a los ojos, me besa, me besa mientras me agarra de las caderas de esa forma que sólo él hace. Joder, cómo te he echado de menos, dice. Sonrío. Se acerca al cuello, me besa, me lame, y sé que todo irá bien, porque me dejo llevar, y sólo tengo ganas de llegar al hotel y que me desnude y bailemos. Pero él se lo toma con calma. Quiere comer y pasear, dice. Me gusta y me desespera a partes iguales. Quiero que me arranque la ropa y me bese todo el cuerpo. Pero a la vez me da ternura la espera. Simula muy bien que el sexo no es lo más importante de este encuentro.
Así que comemos, bromeamos, reímos. Con él todo es fácil. Nos besamos en un bar. Y cuando un borracho me empuja y nos interrumpe le dice: “Tío, que estaba a punto de pedirle que se casara conmigo”, y yo sufro un ataque de risa que deja al borracho descuadrado, sin saber qué hacer. En la comida empiezan las caricias, un poco tímidas al principio, sus dedos en mis muslos, en mi espalda, mis piernas sobre las suyas… Pagamos, y el paseo se convierte en un camino lleno de paradas para besarnos. Paramos en semáforos en verde, fingiendo que están en rojo para poder meternos mano. Cuando llegamos al hotel estamos ansiosos, desesperados, las manos tienen vida propia y piden a gritos que nos desnudemos, sedientas de piel.
Me quita la camiseta, desabrocha el sujetador, y me mira los pezones como si fuesen una reliquia antigua, alguna obra de arte. De repente se lanza a ellos, los besa, los lame, los muerde. Los muerde. Y yo creo que voy a morir. Un espasmo recorre mi espalda, un escalofrío que me pone duros los pezones. Entonces mete la mano entre las bragas y mi cuerpo y me acaricia con sus dedos largos. Me arqueo, le empujo y me siento encima de él en la cama. Te sobra ropa, me dice. A ti más, contesto. Y se levanta conmigo subida a su cintura, me apoya en el suelo y me arranca los pantalones. Se baja los pantalones mientras observa mis bragas. Negras, me gustan, dice. Ya lo sé, respondo. Me tumba en la cama y se tumba sobre mi, comienza a besarme, a morderme el cuello, a lamerme. Se acerca de nuevo a mis labios, muerde el inferior, luego lo acaricia con su lengua, vuelve a morder. Joder, qué placer. El mordisco despierta terminaciones nerviosas, la lengua…
Empieza a embestirme con los calzoncillos puestos. No, joder, no me hagas esto. Sonríe. Sé que te encanta, contesta. Hoy te voy a hacer sufrir. Gimo. Entonces desliza sus dedos retirando las bragas, e introduce dos, mientras sigue con su movimiento rítmico, como si me penetrara. Luego tres. Joder. Los saca y empieza a acariciar mi clítoris hinchado. Me inundo, gimo, me arqueo. Se quita de encima y me quita las bragas. Se quita los calzoncillos y me deja ver su erección. Me muerde un pezón y me penetra sin previo aviso. Mi coño lo abraza, se estremece. Casi la saca y vuelve a penetrarme con violencia, mientras me agarra las caderas, inmovilizándome. “Joder”, gimo. Y entonces me mete dos dedos en el culo. Esto es lo que te gusta, ¿no? Te he leído, y sé que te gusta un poco de caña, dice mientras mueve frenético los dedos, y sigue entrando y saliendo de mi. Le muerdo el hombro, gruñe. Me aferro a su espalda, le araño, y aumenta el ritmo.
Sale del todo, me gira, y cuando estoy tumbada de lado me empieza a masturbar, acerca sus dedos a mi culo, lo moja con mis fluidos, mete un dedo, luego dos, los saca y me mete su polla dura. Grito, sonríe. Me mete tres dedos en el coño, mientras la otra mano me sujeta aferrada a mi ombligo. Aumenta el ritmo, pienso que se va a correr, pero entonces recuerdo que él no eyacula hasta que no quiere, y sonrío. No quiero que esto acabe, no tan rápido.
De repente otro latigazo, el orgasmo me golpea brutal, y mi culo se abraza a su polla en cada contracción. Me la saca, se lava. ¿Qué haces?, pregunto. Ahora quiero que me cabalgues, como te gusta. Pero yo elijo el ritmo. Me gusta. Ese punto dominante me pone. Es cierto que me ha leído.
Me subo a él y me empalo, me agarra por las caderas y empieza a subirme y bajarme, primero lento, después aumentando el ritmo. Me mira a los ojos, y sus labios dicen “te quiero”. Y, joder, suena tan real… Sonrío, necesitaba que me mintiese, lo necesitaba. Yo también te quiero, le digo. Y coño, es verdad. No, tal vez no como él cree, tal vez no de esa forma que lo quería la última vez que nos vimos. Pero de alguna forma le quiero, es importante.
Se incorpora, y me quedo sentada sobre él, meciéndome, subiendo y bajando, mientras mis pechos rozan su pecho en cada subida. Me aprieto contra su pecho, y de repente noto desde los dedos de los pies el hormigueo, subiendo por las piernas, y me arqueo sobre la cama mientras me posee el orgasmo, y él aprovecha para acariciar mi clítoris lentamente, haciendo que el orgasmo continúe, largo y demoledor. Mis piernas se abrazan a su cuerpo, negándose a que esto acabe. Con la otra mano me pellizca el pezón izquierdo, el que más le ha echado de menos. Entonces empieza a moverse de nuevo, violento, rápido, hasta que se corre dentro de mi.
Me abraza, me besa. Nos quedamos así hasta que el pulso se normaliza. Me ovillo y él se acopla al arco de mi espalda, mientras me acaricia el cuello con una mano, y con la otra los muslos. Sabes que te quiero de verdad, me susurra al oído. Y yo por un segundo casi le creo.

15 comentarios:

  1. hay "te quieros" extraños, no al uso corriente... pero, quien dijo que no son mucho mejor?
    Fantástico ;)
    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se sienten más reales que los reales, aunque no sean al uso.
      Gracias!
      Besos desde el borde!

      Eliminar
  2. Estos textos en verano son brutales ;)
    Buen material querida musa, buen toque sentimental, aunque innecesario para una zorra desalmada y un ambidiestro...xD
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El verano es brutal en general. Con el calor dan ganas de... Bueno, igual no es el calor, juas.
      El texto es larguisimo, pensé que nadie lo acabaría, pero sabes que no sé por dónde cortar. Sin mi adorable editor cabrón no soy nadie xP
      Bah, cierto. Pero sabes que las zorras desalmadas y los ambidiestros en el fondo somos más sentimentales de lo que nos gustaría y de lo que queremos aparentar, no? La reconversión es más difícil de lo que creía, y a veces asoma la cervatilla. Trae un rifle.
      Beso mi jodido poeta.

      Eliminar
    2. Uy, sí soy desalmada. Me he colocado primero. Ambidiestros y zorras desalmadas, claro.
      Gracias por el rifle. Otro beso.

      Eliminar
  3. Se puede decir "te quiero" de tantas formas casi como se puede follar.

    Resultas... inspiradora, preciosa.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, y que no está de más decirlo, pero...
      También hay gente que cree que follar sólo se puede hacer de una forma, y no todo es ... meter y sacar. Tú lo sabes, yo lo sé, pero hay mucha gente que no. Con lo de los te quieros igual, juas.
      Ohhhh, gracias. Eres tú que me lees con buenos ojos.
      Muchos besos, y un achuchón, que me apetece.

      Eliminar
  4. El problema es tratar de ser una zorra desalmada cuando no se es. Puedes practicar todo lo que quieras, puedes incluso conseguir transmitir esa imagen, pero dentro sigue doliendo, y las zorras desalmadas no pueden sufrir, no viene en el pack.
    Al final follar, follar bien incluso, sólo es follar, si cuando terminas estás vacía todo es una puta mierda.
    Besos, me pillaste tontona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. No lo soy. Me sale, como dice mi querido decadente, el innecesario toque sentimental. Yo también estoy así, tontona. Por lo visto esto no se me da muy bien y la tierna se me cuela entre las lineas.
      Vacia, sí. Lo malo es cuando temes que nunca más te sentirás de otra forma.
      Besos y gracias. Y lo siento si contribuí de alguna forma.

      Eliminar
  5. Tu texto genial NURIETA, te lo he dicho, estás hecha para escribir estas cosas cielo, pero...

    Lo siento, pienso como INMA, nadie puede ser lo que no es y tú cielo, por más que te empeñes no tienes naaada de zorra desalmada, para eso no has nacido !ni hablar! Respecto del fondo del asunto jaja Mmmm no sé... con todos mis respetos, el sexo sin amor, es solo un sucedáneo.. si hay mucha hambre, supongo que vale... a quien le valga, a mi por ejemplo no...simplemente... no estoy operativa :) lo mismo que los te quieros sin sentirlos de verdad, gustan en el instante en el que se escuchan, pero hasta ahí... al instante siguiente no hay nada... todo hueco. Yo puedo dar mil besos, un te quiero es algo que digo poquísimas veces. Se puede tener cariño de mil maneras, simpatía, complicad, conexión...querer es bastante más que todo eso, se quiere para siempre, no es un sentimiento que se encienda y se apague...justo porque es imposible que se apague es diferente al resto y por ello muchísimo más valioso...y por eso, mi querida NURIA perdóname pero jamás deberían usarse si no está instalado dentro y...si al te quiero le sumas deseo, necesidad de darte enterita, de ser dos en uno y uno en dos sale amar, la joya de la corona (que ni es un cuento de hadas, ni imposible... simplemente complicado... que se conjuren los astros nunca ha sido fácil ¿hay algo súper valioso fácil y barato? ;) No sé, llámame tonta, seguro que aciertas, pero así lo veo yo... y si se admiten apuestas, apostaría que para ti en el fondo... fondo, es parecido... nooo contestes !! :))

    Me temo que este bloc tuyo no estaba pensado para que te diéramos la murga con estos rollos míos jajaja perdón cielo... disfruta escribiendo...disfruta como sea y ni caso..
    Ah! el monedero precioooso, si es que vales para todo xD!! mira que eres apañada tú jaja

    También yo ando desconectada, te acabo de ver en el correo y he preferido mandarte mi montaña de besos por aquí... a juego con las de tu lugar en el mundo y hasta allí... Maaaaaakss!! bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad este blog estaba pensado para evadirme de mi tristeza, explorar un registro menos triste y ayudarme a sobrevivir estos días. Pero la realidad es que la tristeza se me escapa entre las letras, y la cervatilla, y no me trae mucho más que tristeza. Será que estoy triste y punto. No hay dónde esconderlo.
      Para mi los te quiero son importantes. Mucho más de lo que parece. No los digo a casi nadie. Tiene que salirme del alma, como los abrazos. Lo malo es que cuando lo siento lo digo demasiado, y la gente cree que lo digo a cualquiera, o que no tienen valor. Por lo visto si lo repites demasiadas veces (aun no sé el número exacto) no suena real ni tiene valor. Como si yo quisiese a cualquiera. Así que me he hecho firme propósito de no volver a decírselo a nadie, jamás. Hago una excepción con mis hijas, poco más.
      Estoy pensando en cerrar este blog. En realidad estoy planeando una huida en toda regla, aunque sabes que luego os echo demasiado de menos y siempre vuelvo. Pero es que estoy demasiado triste, demasiado absurda. Igual desaparecer es una opción. Como ves aunque intente disfrazar la tristeza de sexo see sigue notando. No, no se me da demasiado bien este registro, supongo.
      Un beso y disculpa el desánimo. Pasará.

      Eliminar
  6. Jamás pidas perdón por el desánimo NURIETA, si estás así...estás, no hay más cielo... Nadie pide perdón por estar enferma, es algo inevitable ¿cómo vas a disculparte por eso? el desánimo, la tristeza, es algo así como tener enferma el alma, dolorida y me temo preciosa que... como cualquier enfermedad hay que pasarlo...por eso piensas esto de desaparecer... también yo lo he pensando este agosto raro...( bueno, ya menos:-) por eso tengo el bloc parado, no me salía nada ( no sabes lo raro que es eso en mi;)) no sabía que hacer..ese uno de los síntomas que algo no está bien, la desgana, el cansancio... no saber como sacarte de encima esas losas que a veces nos aplastan.. pero, por si te sirve... me he dado cuenta que cuando se está así... lo mejor es no decidir nada... como la gripe toca días de cama y sudar ... no hay otra forma... ni más remedio que intentar sudar preciosa (en este caso mentalmente) intentar que salgan toodas la toxinas posibles... para eso vale todo, quizá tú intentaste sudar con este bloc.. está bien si te sirve, eso solo tú lo sabes... qué te ayuda a sacar lo malo que te pesa dentro... cuando la bruma despeja.. ahí es cuando hay que pensar que es lo que de verdad se desea hacer...

    Me gustaría decirte algo que te ayudara.. me temo que salvo mi cariño no puedo dejarte nada cielo...solo quiero que sepas algo, tu cariño NURIETA, sieeempre tiene valor, para mi lo tiene, tú eres una de las poquísimas personas a las que le he escrito aquí que te quiero, lo sabes y es verdad...pase el tiempo que pase, ocurra lo que ocurra, nos distanciemos más o menos, eso ya es así para siempre ... lo has ganado a pulso y día a día, con tus cositas, quizá pequeñas, pero valiosas preciosa...para mi tu cariño siempre ha tenido valor, sabes darlo, a tu manera NURIA y... al final ¿sabes qué? no importa lo que se diga... importa lo que se siente y si los que te rodean lo sienten contigo, si lo valoran... otra cosa es si tu recibes el nuestro... si te sirve de algo, a distancia es muy difícil hacerlo llegar... no siempre se sabe cómo... no siempre vale... no sé bonita.. ojalá pudiera llevarte leche caliente ( o helada) a tu cama... ojalá estuvieras más cerca.. ojalá la gripe nos dejara en paz a todos mi cielo... mil besos, un abrazo de esos especiales ... de los que tú sabes ...que te espachurre mullido.. cálido, fresquito...que te haga sentir que importas...que importas mucho NURIETA .. cuídate mucho cariño y jo!...no sé ¿te vale si te dejo aquí escrito que te quiero? pues ya está... TE QUIERO, ni siquiera hace falta que digas nada ya...

    Esta es otra de las cosas curiosas de cuando se quiere... ni siquiera importa lo que sucede al otro lado;))

    Muaaaaaaaakss!! ... aun tenemos tiempo hasta septiembre... pasará... ¿no ves que siempre pasa? ...somos como los parabrisas...¡¡ irrompibles !! solo nos agritamos...
    Noooo lo olvides... mil besos a tus princesas hasta tu lugar, de donde volverás...lo sé.

    ...Malvadaaa...!!! no vas a dejar que me desconecteeee para mis sudadas.. ya soy medio charco... tengo la mitad de mis toxinas fuera.. ahora tú!! ... más y más besooooossss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooo, qué difícil es desdoblarse en blogger desde el móvil. En cualquier momento uno los blogs y contesto como Nuria, que esto es un suplicio, y los pocos que me acompañáis sabeis quién soy.
      Claro que me sirve el cariño, no sabes cuánto, y sabes que es mutuo, y que si estuviesemos cerca te estrujaría y te hartaría de tanto decirte lo que te quiero. Cualquier día aparezco a la puerta de tu casa.
      Este blog era para evadirme de la tristeza, para no seguir en esa espiral. Pero la tristeza está y se nota. De todas formas me siento cómoda (??) en este registro, aunque aun no me explique por qué, y escribir es lo único que me mantiene entera. Ahora no puedo estallar en pedacitos, así que...
      No te preocupes, sabes que luego siempre sigo, o vuelvo, porque recibir vuestro cariño engancha. Lo malo es cuando pierdes el cariño de alguien importante y notas que todo se resquebraja. Pero somos irrompibles.
      Tú eres como el alma de blogger, lo que nos cohesiona, nuestro pegamento. Suda cielo azul, suda toxinas pero no nos dejes. La apatía desaparecerá, lo veremos ambas.
      Un beso. Y mira a tu espalda, que yo estoy ahí, escondida, por si silbas. Sabes que estoy, a que sí?
      Besooooos!

      Eliminar
  7. Joder niña!! hasta yo me pongo mala al leerte...por diossss...bueno, perdón no metamos a dios en esto...que a él no le hace falta..

    repito...joder niña!!!! que quieres que te diga...pero a mi ya me da igual si me quieren o no...a estas alturas y a mi edad...mejor tener un polvo como el que describes a que te juren amor eterno...que siempre será mentira...y no hace falta...

    mira...con que te digan que estás rebuena ya está. Y Ali Cia guapa, que eres un cielo y se te ve que eres un amorcito... yo te digo por experiencia que a Rey muerto, rey repuesto...

    Que la vida da muchas vueltas...que ahora estás triste y mañana saltas de alegría...eso es así...y escribir...es lo que nos salva a muchas..que la vida ya está bastante difícil...

    A nosotras nos alegras el día...(jjooooorrr, cómo nos los arreglas...) y tu te sientes mejor!!
    un besazoooo con todo el amor del mundoooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajja Me encanta tu comentario, tan efusivo! Gracias por leerme con tan buenos ojos.
      Un polvo así... mejor, mejor. El amor eterno no existe. Los polvos eternos en la memoria sí.
      La vida es demasiado dura como para privarnos de lo que nos gusta, que en este caso es escribir. Escribamos. Si encima te alegro el día... Genial!!
      Disculpa la tardanza.
      Un besazo!

      Eliminar

¡Dime lo que te apetezca!