domingo, 28 de julio de 2013

Cómo saber...

Cómo saber que lo has superado? Lo has superado cuando lees orgasmos ajenos en la boca de quien hasta ahora movía tu mundo y sonríes. Ni una lágrima, ni un pestañeo. Tal vez exageré, quizás esto no era nada. O puede que sea la decepción, que acabó con todo de golpe.
Sí. Seré una zorra. Seré una mala chica buena. Seré lo que sea. Pero por mi. No necesito a nadie. Todo lo que necesito está aquí, en este 1,64, bajo estos lunares. No te necesito. Y, coño, qué placer sentirlo, qué placer decirlo.
No necesito trenes que me lleven. Bajaré del andén y caminaré sola. Siempre me gustaron las vias. Ellas nunca decepcionan. Si consigo salir de esto nadie podrá decir que se lo debo. Nadie.

1 comentario:

¡Dime lo que te apetezca!